7 síntomas de que estás descuidando tu salud 

“De repente me di cuenta que tenía un verdadero problema cuando en la mañana fui a servirme un vaso de jugo de naranja y no fui capaz de hacerlo bien. En el momento en que giré el brazo derramé todo el jugo en la mesa y se me cayó la jarra. Que manera de #$%/& de empezar la semana”.

Así me describe esta paciente el episodio que la terminó de motivar a buscar ayuda, frente a un problema que venía padeciendo desde hace meses pero que no le había dado tanta importancia.

Es muy común ver como dejamos pasar los días ante los síntomas mas “inofensivos” para ir a buscar ayuda, mientras que el día en que estalla el dolor incapacitante es cuando mandamos todo a la porra y decidimos “ocuparnos de nuestra salud”.

Hace tiempo me di cuenta de que un alto porcentaje de las personas somos procrastinadoras con nuestra salud, parece algo natural en nuestro comportamiento y conducta como seres humanos. Es curioso ver como no sacamos tiempo ahora para una o dos consultas, pero luego de 3-6-9 meses si somos capaces de sacar tiempo para 12 sesiones.

Al final no cambió nada a nuestro alrededor: seguimos estando solter@s o teniendo espos@ / novi@, hijos, familia, el mismo trabajo en el mismo puesto con las mismas responsabilidades, etc.

Lo único que cambió fue la intensidad del dolor.

Y como encontramos que este comportamiento es algo natural, no nos damos cuenta de que estamos dejando nuestra salud en un segundo plano.

Por eso aquí describo 7 síntomas de que estás dejando tu salud en un segundo plano:

Chalk drawing - Do it now

El mejor momento para empezar es AHORA

  1. Ante el primer dolor te tomas cualquier analgésico (automedicación).
  2. Si el dolor persiste aumentas la dosis.
  3. Le asignas inmediatamente una causa: “eso puede ser el estrés”, “es que estuve mucho tiempo sentado”, “eso fue que dormí mal”, “podría ser la circulación”, etc.
  4. Buscas excusas: no tengo tiempo, el médico que quiero no trabaja con mi seguro, su consulta está muy lejos, no hay facilidad de estacionamiento en ese lugar, llovió, el tráfico está insoportable, etc.
  5. Si buscas ayuda no ejecutas las recomendaciones indicadas.
  6. No buscas una segunda opinión.
  7. Tienes dificultad para modificar los hábitos de vida perjudiciales: no tomar agua, pobre alimentación, no hacer ejercicios, no descansar adecuadamente, pobre manejo del estrés y/o ansiedad, etc.

Ante esta situación es importante tomar conciencia de que el abordaje de nuestra salud en un momento determinado pasa por la orientación de varios especialistas: fisioterapeuta, médico, nutricionista, psicólogo, entrenador personal, etc. Asimismo debes saber que el poder de cambiar esa situación está en tus manos. Regularizar tu descanso, tomar abundante agua (estudios científicos varían entre 2 y 4 litros al día), comenzar algún tipo de actividad física y/o deportiva; son algunas de las medidas que puedes empezar a implementar por tu cuenta.

En estos días de tantas frases motivacionales, que a veces hasta abruman, suena a cliché pero es una verdad, el mejor momento para empezar es AHORA.

Sígueme en:

Facebook: http://www.facebook.com/FisioSalinas

Twitter: @fisio_salinas

Instagram: @fisiosalinas

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s